Sobre mí

Carla Grisáceos (Valencia, 1992) Bellas Artes / Fotografía Artística

Todo empezó cuando vi Titanic en el cine de verano con seis años y me quedé impresionada por los trazos y el realismo de los dibujos de Jack. Me impresioné tanto que estuve unos días dibujando mujeres desnudas en sofás. Desde entonces me dije que yo quería saber hacer algo así y fue en ese momento cuando no dejé nunca de dibujar.

A los ocho años conocí la existencia de un colegio para pintar llamado Bellas Artes y supe con esa edad que yo de mayor tendría que estudiar allí y ser pintora. Pintaba todas las tardes al salir del colegio y Plástica siempre fue mi asignatura favorita, aunque en sexto de primaria, la profesora me riñó porque pinté un conejo de color azul, y los conejos no son de color azul (para mí el color azul era como el color blanco). Fue ahí cuando me di cuenta de que los mayores no me lo pondrían nada fácil para dedicarme al mundo del Arte.

Estudié Bellas Artes y Fotografía Artística y actualmente me dedico a la fotografía y a los encargos y proyectos personales de ilustración. Me encantan los retratos, disfruto muchísimo haciéndolos y aunque hace años dejé un poco de lado el realismo, siempre parto de él, me llaman la atención las luces y las sombras que se crean en los rostros, realizar diferentes trazos y probar texturas.

Actualmente no solo me dedico a los encargos y proyectos personales de ilustración sino que también dedico parte de mi vida a la fotografía, ya que junto a mi pareja, compartimos nuestro estudio llamado d’Althea.

Pequeñas cosas que debéis saber de mí:

  • Soy muy fan del kebab (con picante siempre)
  • Me vuelvo loca en las papelerías y podría pasarme horas enteras
  • Tengo un furby, un tamagotchi y una muñeca repollo que cuido mogollón (soy muy millenial)
  • Si no duermo la siesta o 12h diarias no soy persona
  • Adicta a las agendas, no lo puedo evitar